LA GUÍA
Guía [en construcción] de buenas prácticas para la elaboración de Planes de calidad del Aire para ayuntamientos



Descargar guía en pdf

INTRODUCCIÓN Y OBJETIVO DE LA GUÍA


Que buena parte de los españoles residentes en ciudades no respira un aire limpio, con independencia de las tasas y los indicadores con las que se mida, es un hecho indiscutible, al igual que su impacto directo en la salud hecho que cuenta con el respaldo unánime de la comunidad científica.

La contaminación atmosférica es consecuencia directa de las emisiones al aire de los gases y material particulado derivados, principalmente, de la actividad humana (social y económica).

Los informes de los organismos competentes (europeos y nacionales) así como los que la comunidad científica y el tercer sector publican año tras año, mesuran la dimensión de un reto que debemos afrontar de forma inmediata: actuar sobre las fuentes emisoras, especialmente en los entornos urbanos donde se concentran y conviven con la mayor parte de la población.

Los Planes de Calidad del Aire pueden y deben desarrollarse para distintos ámbitos territoriales: todo el estado, como es el caso del Plan Nacional de Calidad del Aire 2017-2019 (Plan Aire II), por comunidades autónomas, entidades locales o municipios. Esta Guía está pensada para el desarrollo de Planes o Estrategias por parte de Ayuntamientos, ya que tal y como señala el Objetivo 11 de Desarrollo Sostenible:

“En los últimos decenios, el mundo ha experimentado un crecimiento urbano sin precedentes. En 2015, cerca de 4.000 millones de personas vivían en ciudades y se prevé que ese número aumente hasta unos 5.000 millones para 2030. Se necesita mejorar, por tanto, la planificación y la gestión urbanas para que los espacios urbanos del mundo sean más inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”.

“La rápida urbanización está ejerciendo presión sobre los suministros de agua dulce, las aguas residuales, el entorno de vida y la salud pública. Desde 2016, el 90 % de los habitantes de las ciudades respiraba aire que no cumplía las normas de seguridad establecidas por la Organización Mundial de la Salud, lo que provocó un total de 4,2 millones de muertes debido a la contaminación atmosférica. Más de la mitad de la población urbana mundial estuvo expuesta a niveles de contaminación del aire al menos 2,5 veces más altos que el estándar de seguridad”.

La Nueva Agenda Urbana[1], aprobada en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Vivienda y el Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III) celebrada en 2016, busca promover ciudades más incluyentes, compactas y conectadas mediante la planificación y diseño urbano, gobernanza y legislación urbana, y la economía urbana. En el prólogo el Dr. Joan Clos señala “hemos llegado al momento decisivo en el que entendemos que las ciudades pueden ser fuente de soluciones a los problemas a que se enfrenta nuestro mundo en la actualidad, y no su causa”. Así es, las ciudades en todo el mundo son gran parte del problema de la contaminación del aire por el fuerte impacto de sus emisiones a la atmósfera pero también son las que poseen las soluciones para poder reducirla.

Con esta Guía queremos mostrar esas posibles soluciones, no solo nos limitaremos a resaltar qué es lo que debe cumplir legalmente un municipio, el objetivo de esta publicación va más allá. Se facilitarán herramientas y ejemplos de buenas prácticas para la puesta en marcha de planes y estrategias con metas ambiciosas, pero alcanzables, que ayuden a conseguir con la mayor rapidez la necesaria mejora de la calidad del aire en nuestras ciudades. Además, la guía es un documento práctico en continua actualización en la web, ya que también día a día descubrimos más soluciones a la contaminación.

En 2018 tuvo lugar la Primera Conferencia mundial sobre contaminación del aire y salud de la Organización Mundial de la Salud [2] coincidiendo con la celebración del Día Mundial de las Ciudades 2018. Con motivo de dichos eventos, Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS redacta su carta abierta a los Alcaldes[3]. Comienza citando al presidente de Estados Unidos Lyndon B Johnson, dice: “Cuando las cargas de la presidencia parecen inusualmente pesadas, siempre me acuerdo que podría ser peor. Podría ser un alcalde”.

Desde la Plataforma X Aire Limpio animamos a todos los alcaldes/alcaldesas, concejalas y concejales, técnicos municipales y a toda la ciudadanía a comprometerse con uno de los mayores retos medioambientales del siglo XXI, mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades. ¡Juntos y juntas podemos!!


[1] Nueva Agenda Urbana - https://onuhabitat.org.mx/index.php/la-nueva-agenda-urbana-en-espanol [Consultado en octubre de 2018]
[2] Primera Conferencia mundial sobre contaminación del aire y salud de la Organización Mundial de la Salud http://www.who.int/news-room/events/detail/2018/10/30/default-calendar/who-s-first-global-conference-on-air-pollution-and-health [Consultado en noviembre de 2018]
[3] Open letter to mayors on World Cities Day http://www.who.int/phe/news/Open-letter-to-mayors-on-World-Cities-Day/en/ Consultado en noviembre de 2018]

anfac
aelec
edp
ciemat
separ4
naturgy
bilbao-ayto
iberdrola
enagas
sedigas
red-electrica
Plataforma por un aire limpio

Un reto multinivel, adaptado a cada entorno y que comienza en cada uno

© Copyright 2019. Todos los derechos reservados. Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de cookies

aire limpio


Diseño Páginas Web

Tu privacidad es importante para nosotros

Esta página web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies y la instalación de las mismas.

SEGUIR NAVEGANDO

Más información