LA GUÍA
Guía [en construcción] de buenas prácticas para la elaboración de Planes de calidad del Aire para ayuntamientos



Descargar guía en pdf

PASO 5.1. Aprendiendo de la experiencia de otros


Son numerosas las acciones que se pueden poner en marcha para mejorar la calidad del aire en las ciudades. Mostramos a continuación una lista de medidas potenciales para mejorar la calidad del aire que aparecen recogidas en Lumbreras, J. y Boreg, R. (2018). Las causas y el origen de la contaminación del aire en España. Xavier Querol (Coordinador). La calidad del aire en las ciudades. Un reto mundial. (pp. 60-65). Madrid, España. Fundación Naturgy (Ed.).

Las medidas se ordenan teniendo en cuenta las características de España y en su valoración se cuenta con aspectos específicos que influyen en la efectividad de las medidas como, por ejemplo, el clima. Se incluye, además, una columna donde figura el principal contaminante sobre el que cada medida tiene efecto en términos de reducción de emisiones (NOx, PM o COVs NM). Sin embargo, no se ha realizado un análisis exhaustivo ni se ha seguido una metodología de decisión multicriterio con una ponderación establecida. Por tanto, solo pretende ser una priorización ilustrativa para que tenga algo más de valor añadido que el simple listado de soluciones existentes. Tampoco se ha considerado el ciclo de vida completo de la tecnología, lo cual debería hacerse para no circunscribir los problemas únicamente al ámbito en donde se consumen los bienes y servicios, si bien esto requeriría un estudio específico para cada tecnología que está fuera del alcance de la publicación.

Este catálogo y valoración de las medidas lo proponen como resultado del trabajo en los últimos quince años de los autores y la revisión de la bibliografía existente para las medidas de reducción de PM (Querol, X., Amato, F., 2017. AIRUSE Report for the European Union. Measures to improve urban air quality. Available at http://airuse.eu).

Los criterios que se proponen para priorizar el conjunto de medidas disponibles son:

  • Relevancia. Con carácter general, este criterio refleja la mejora potencial de la medida, lo que está relacionado con la importancia de la fuente sobre la que se actúa en los niveles de emisión y concentración de los principales compuestos de interés, independientemente de otras consideraciones.

  • Coste-efectividad. Es deseable que las medidas tengan una relación elevada entre el potencial de reducción de emisiones y el coste de implementación. En última instancia, lo que se busca es la efectividad en términos de reducción de los niveles de concentración, pero dadas las dificultades de concretar este aspecto, la valoración puede realizarse en términos de emisiones. Algunos trabajos relacionados con las medidas de mitigación del cambio climático, muestran una gran diferencia en el coste de implementación por tonelada de CO2 reducido para el abanico de medidas disponible. Es importante entender que el modo de evaluar las medidas depende de su objetivo y la escala espacio-temporal asociada al contaminante en cuestión. Por ejemplo, este estudio revelaba la existencia de medidas que podrían llegar a tener costes negativos, ya que ahorran otros costes, como los asociados al consumo energético –como la substitución de bombillas tradicionales por LED, que conlleva un ahorro sustancial de electricidad que supone un ahorro neto de costes en su vida útil. Éste análisis a lo largo del ciclo de vida podría ser relevante también en términos de emisiones para evaluar el efecto global de una determinada medida, por supuesto para gases de efecto invernadero, pero también para los principales contaminantes urbanos.

  • Independencia de capital. La experiencia demuestra que muchas de las medidas que son muy efectivas no se llegan a implementar por la elevada inversión que suponen, y la consiguiente dificultad de encontrar la financiación correspondiente. Por eso, se propone el criterio de relación entre el potencial de mitigación y la necesidad de inversión. Así, por ejemplo, la sustitución de un vehículo de combustión por otro eléctrico puede ser efectiva, pero requiere una inversión sustancial, la cual puede no ser viable para un elevado número de ciudadanos. En este criterio se ha considerado, por tanto, la necesidad de capital, tanto para la administración pública encargada de la implementación, como para los ciudadanos o empresas responsables de aplicar la medida. Por ejemplo, en la limitación de emisiones a los taxis, se tiene en cuenta tanto la necesidad de movilizar capital de la administración para dar ayudas a la renovación de la flota como la de inversión del propietario del taxi.

  • Implementabilidad. Otros motivos de no implementación de las medidas coste-efectivas son el rechazo de los ciudadanos a modificar sus hábitos, la necesidad de cambiar la regulación, la falta de incentivos, etc. Bajo este criterio se incluyen, por tanto, todos esos factores que dificultan la adopción de medidas y que no son directamente de índole económica.

  • Co-beneficios. Este criterio se centra en las medidas para mejorar la calidad del aire urbano, muchas de las cuales, como se ha comentado anteriormente, pueden implicar co-beneficios sobre otros problemas (principalmente, el cambio climático). Este criterio incorpora dicho factor en la decisión. Así, la medida será más prioritaria en cuanto produzca co-beneficios sobre la lucha contra el cambio climático. En este sentido, son particularmente interesantes las que afectan a los denominados SLCP (short-lived climate pollutants), es decir, sustancias que afectan negativamente a la salud y al clima y que, asimismo, ofrecen una rápida respuesta del sistema dado su corto tiempo de vida en la atmósfera en relación a los principales gases de efecto invernadero (GEI); en este sentido, destacan el carbono negro (black carbon, BC) y el O3 troposférico. En el caso de producir un impacto negativo en el cambio climático (por ejemplo, la reducción del uso de biomasa en las viviendas podría conllevar un aumento del consumo de combustibles fósiles y el consiguiente aumento de las emisiones de GEI), este criterio penaliza ligeramente esa medida.

  • Simplicidad. Hay muchos trabajos académicos que muestran la importancia de implementar medidas sencillas, que sean fácilmente aceptadas y adoptadas por la población.

 

TABLA 9 - Medidas potenciales para mejorar la calidad del aire ordenadas conforme a los criterios de priorización expuestos en el capítulo teniendo en cuenta las características de España.

Medida

Relevancia

Coste-efectividad

Independencia de capital

Implementabi.

Co-beneficios

Simplicidad

Prioridad

Contaminantes

Colaboración con otras administraciones

Alta

Alta

Alta

Baja

Medios

Alta

Alta

TODOS

 Sensibilización ciudadana

Alta

Media

Media

Media

Altos

Media

Alta

TODOS

Limitación del tráfico de vehículos pesados en las ciudades

Alta

Alta

Alta

Baja

Medios

Media

Alta

NOx y PM

Gestión energética en edificios e instalaciones municipales

Alta

Media

Media

Media

Medios

Media

Alta

NOx y PM

Planes de movilidad laboral sostenible

Media

Media

Alta

Media

Altos

Media

Alta

NOx y PM

Mejora del transporte público

Alta

Media

Baja

Media

Medios

Media

Alta

NOx

Regulación del aparcamiento con criterios de calidad del aire

Alta

Media

Media

Media

Bajos

Media

Alta

NOx

Baldeo de calles

Media

Media

Media

Alta

Bajos

Alta

Alta

PM

Compra de vehículos eléctricos, híbridos y de gas natura

Media

Media

Baja

Alta

Altos

Media

Alta

NOx

Red de recarga para vehículos eléctricos y suministro de combustibles alternativo

Media

Media

Baja

Media

Altos

Alta

Media

NOx

Reducción de la generación de residuos

Media

Media

Media

Media

Altos

Media

Media

NOx y PM

Red de aparcamientos intermodales en la corona metropolitana

Alta

Media

Baja

Baja

Medios

Alta

Media

NOx

Mejores técnicas disponibles en las industrias

Alta

Media

Baja

Media

Medios

Baja

Media

NOx y PM

Iniciativas de movilidad compartida

Media

Media

Media

Media

Altos

Media

Media

NOx y PM

Criterios de sostenibilidad  en la contratación municipal

Media

Alta

Media

Media

Medios

Media

Media

NOx y PM

Limitación de la velocidad en determinadas vías

Media

Media

Alta

Media

Medios

Media

Media

NOx

Servicio del taxi con  criterios ambientales

Media

Alta

Media

Baja

Altos

Media

Media

NOx y PM

Buenas prácticas en la operación del dispositivo de combustión de biomasa

Media

Alta

Media

Media

Medios

Baja

Media

PM

Priorización de la movilidad peatonal

Media

Baja

Media

Media

Medios

Alta

Media

NOx y PM

Incentivos para transformación de taxis a vehículos de bajas emisiones

Media

Media

Media

Media

Medios

Media

Media

NOx

Optimización de la gestión de las reservas de carga y descarga en la vía pública para la distribución urbana de mercancías

Media

Media

Alta

Media

Medios

Baja

Media

NOx y PM

Zona de bajas emisiones con peaje

Alta

Alta

Baja

Baja

Medios

Baja

Media

NOx y PM

Sistemas de climatización eficiente de bajas emisiones

Alta

Media

Baja

Baja

Medios

Baja

Media

NOx y PM

Reducción precio transporte público

Media

Baja

Alta

Baja

Medios

Alta

Media

NOx y PM

Buenas prácticas en la manipulación y almacenamiento de graneles sólidos en instalaciones portuarias

Media

Media

Media

Media

Bajos

Media

Media

PM

Pinturas de pavimento sin disolventes

Media

Media

Media

Media

Bajos

Media

Media

COV

Regulación emisiones  en el sector de la automoción

Alta

Baja

Baja

Baja

Altos

Baja

Media

TODOS

Obligación de parada de motor durante estacionamiento

Baja

Alta

Alta

Baja

Altos

Media

Media

PM

Infraestructuras reservadas para transporte público, vehículos de alta ocupación y bajas emisiones

Media

Media

Baja

Baja

Medios

Alta

Media

NOx

Limitación de emisiones a los vehículos de distribución urbana de mercancías

Media

Media

Media

Baja

Medios

Media

Media

NOx y PM

Regulación para evitar uso de sistemas de combustión de biomasa altamente emisores

Media

Alta

Alta

Baja

NEGATIVOS

Media

Media

PM

Lavado de camiones en obra

Baja

Media

Alta

Media

Bajos

Alta

Media

PM

Cobertura compartimento de carga en camiones

Baja

Alta

Media

Media

Bajos

Alta

Media

PM

Mejora del mantenimiento del pavimento

Baja

Media

Media

Media

Medios

Alta

Media

PM

Reducción de emisiones en la gestión de residuos

Media

Media

Baja

Media

Bajos

Media

Media

NOx y PM

Aplicación al pavimento de líquidos aglomerantes anti-resuspensión

Media

Baja

Media

Media

Bajos

Media

Media

PM

Desincentivos para el uso de vehículos de gasóleo

Media

Media

Media

Baja

Bajos

Media

Media

NOx

Colaboración público-privada para la innovación y eficiencia en los procesos logísticos urbanos

Media

Media

Media

Baja

Medios

Baja

Media

NOx y PM

Aumento de los controles de emisión en ITV

Media

Media

Media

Baja

Bajos

Media

Media

NOx

Compra de flotas de servicios municipales de bajas emisiones

Baja

Media

Baja

Media

Medios

Alta

Media

NOx

Mejora y ampliación de la red y la movilidad ciclista

Baja

Baja

Media

Media

Medios

Alta

Media

NOx y PM

Retroadaptación de vehículos

Media

Media

Baja

Media

NEGATIVOS

Media

Media

PM

Renovación flota de autobuses

Media

Baja

Baja

Media

Bajos

Media

Media

NOx

Implementación/mejora de sistemas de bicicleta pública

Baja

Baja

Media

Media

Medios

Alta

Media

NOx y PM

Reducción de la altura máxima de carga de camiones

Baja

Baja

Alta

Media

Bajos

Alta

Media

PM

Proyectos de redes de calor y frío de alta eficiencia

Media

Media

Baja

Baja

Altos

Baja

Media

NOx y PM

Sistemas de certificación para el uso de biomasa con menores emisiones (combustión residencial)

Media

Alta

Media

Baja

NEGATIVOS

Baja

Baja

PM

Pavimentos anti-contaminación

Baja

Baja

Baja

Media

Bajos

Media

Baja

PM

 

En esta misma publicación La calidad del aire en las ciudades. Un reto mundial. en el capítulo de Xavier Querol “Alcance y propuestas de actuación de los planes de mejora de la calidad del aire” [1] se expone una estrategia ideal para la reducción de la contaminación del tráfico rodado basada en aquellas más efectivas que han sido aplicadas en diferentes ciudades europeas. Están compuestas por los siguientes pilares básicos.

Figura 9 -  Grupos de medidas sobre el tráfico rodado y cronograma de aplicación en un plan de calidad del aire de 4 años.

 

 

Resumimos la información que se puede consultar completa en la publicación:  

  1. Oferta de un transporte público eficiente, rápido, cómodo, económico y ecológico, que sea capaz de asumir un cambio en el modelo de movilidad –del vehículo privado a otros más sostenibles–, habitual en muchas ciudades pero no tanto en sus áreas metropolitanas.

  2. Reducción del número de vehículos circulantes en la ciudad, a lograr mediante peajes urbanos como los de Estocolmo y Milán; aparcamientos disuasorios periféricos y en nodos importantes de transporte público; reducción de plazas de aparcamiento, únicamente para residentes…

  3. Renovación del parque que tenga que acceder al centro. Las zonas de bajas emisiones (ZBEs) son muy eficientes para reducir las emisiones de PM, pero no las de NO2. La ZBE es una medida necesaria para reducir los componentes más tóxicos de las emisiones de combustión procedentes del tráfico (como el BC u hollín, declarado como cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud, pero para ser también eficaz sobre el NO2 debe ir acompañada de medidas tales como la electrificación e hibridación del parque urbano circulante. Las ZBEs y la electrificación deberían afectar también a las motocicletas, en especial en ciudades con un elevado porcentaje de estas sobre la flota total urbana, como en el caso de Barcelona, por ejemplo, donde representa un 30 %.

  4. Aplicación de criterios ambientales en la logística de distribución urbana de mercancías y el taxi, ya que las flotas presentan una elevada dieselización, con los mismos problemas de emisiones de los turismos pero con uno añadido, el elevado kilometraje diario que recorre cada vehículo. Se debería, pues, potenciar la electrificación, hibridación y gasificación de los vehículos de reparto y taxis; crear micro-plataformas logísticas de distribución con vehículos de bajas emisiones; incentivar el reparto nocturno; asegurar que los establecimientos comerciales tengan espacio de almacenaje suficiente para reducir la frecuencia de las recepciones; y evitar la circulación de taxis vacíos.

  5. Una vez aplicados los 4 tipos de medidas anteriores, se pueden llevar a cabo también transformaciones urbanísticas para alejar el tráfico a motor de los ciudadanos, disminuyendo de este modo su exposición a la contaminación. Construir carriles-bici seguros y alejados del tráfico, peatonalizar, crear y ampliar las zonas verdes, y reducir el espacio destinado al tráfico a favor de otros usos del territorio, como es el caso de las “supermanzanas” implementadas en Barcelona. Aplicar este tipo de medidas sin haber reducido antes los niveles de tráfico y eliminado los vehículos más contaminantes puede llevar a desplazar o concentrar el problema en otro lugar, en vez de solucionarlo.

  6. Otras medidas adicionales de prevención y reducción, menos efectivas en cuanto a la mejora de la calidad del aire pero que pueden contribuir a incrementar la calidad de vida. Las principales medidas preventivas son la implantación masiva de sistemas de transporte activo, como la bicicleta, la regulación de la velocidad de circulación para minimizar las retenciones de tráfico en las entradas, o la reducción de la velocidad urbana de 30 a 50 km/h para evitar la resuspensión de polvo de rodadura si hay problemas de PM10 –esta medida es perjudicial para el NO2 ya que en un turismo diésel el incremento de emisiones de NOX al pasar de 50 a 30 km/h puede ser del 20 %-. Entre las medidas correctoras se incluyen el lavado y aspiración del polvo de rodadura de los firmes urbanos – especialmente después de episodios intensos de polvo africano–, la aplicación de supresores de polvo en las obras y parques, o el lavado de accesos y salidas de obra, entre otros.

 

Querol, X. (2018). Las causas y el origen de la contaminación del aire en España. Xavier Querol (Coordinador). La calidad del aire en las ciudades. Un reto mundial. (pp. 147-167). Madrid, España. Fundación Naturgy (Ed.). http://www.fundacionnaturgy.org/wp-content/uploads/2018/06/calidad-del-aire-reto-mundial.pdf [Consultado en diciembre de 2018]

anfac
aelec
edp
ciemat
separ4
bilbao-ayto
iberdrola
enagas
sedigas
Plataforma por un aire limpio

Un reto multinivel, adaptado a cada entorno y que comienza en cada uno

© Copyright 2019. Todos los derechos reservados. Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de cookies

aire limpio


Diseño Páginas Web

Tu privacidad es importante para nosotros

Esta página web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies y la instalación de las mismas.

SEGUIR NAVEGANDO

Más información