La calidad del aire en España

Las obligaciones de España con la calidad del aire están recogidas en el marco normativo estatal y las directivas europeas (Directiva 2008/50/CE, relativa a la calidad del aire ambiente y una atmósfera más limpia en Europa, y Directiva 2004/107/CE, relativa al arsénico, el cadmio, el mercurio, el níquel y los hidrocarburos aromáticos policíclicos en el aire ambiente – traspuestas a la legislación estatal por el RD 102/2011, recientemente modificado por el RD 39/2017). Entre otros, exigen con carácter anual realizar una evaluación de la calidad del aire a escala nacional.

 

En este sentido, las urbes con mayor concentración de población (y en las que la actividad humana es por tanto más intensa) se han visto obligadas a enfrentar escenarios adversos con bajos niveles de calidad del aire, especialmente durante episodios ligados a escenarios meteorológicos caracterizados por la sequía y una larga estabilidad atmosférica.

La evaluación más reciente realizada por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente – MAPAMA – (correspondiente al año 2016), recoge las siguientes conclusiones:

  • Respecto al dióxido de azufre (SO2), se mantienen los buenos resultados experimentados en los años precedentes, ya que no se han superado ninguno de los dos valores límites legislados.
  • En lo que respecta al dióxido de nitrógeno (NO2), aunque existen todavía grandes urbes que superan los valores límite fijados por la legislación vigente, disminuye el número de aglomeraciones metropolitanas que los superan.
  • La concentración de material particulado (PM10) también ha disminuido (el valor límite diario se superó en tres zonas de calidad del aire, y en una el valor límite anual).
  • El ozono troposférico (O3) sigue mostrando niveles elevados en zonas suburbanas o rurales, debido a la alta insolación y a los niveles de emisión de sus precursores. Apenas desciende el número de zonas que superan el valor objetivo para protección de la salud respecto a 2015 y a años anteriores.
  • El Indicador Medio de Exposición (IME), que evalúa el grado medio al que la población está expuesta a las partículas PM2,5, ha registrado en 2016 una disminución del 12,1 % con respecto al valor base de 2011. El objetivo para 2020 es el 15%. Aun así la mayor parte de las poblaciones registran niveles superiores a los valores guía de la OMS, tanto para PM2.5 como para PM10.

Aunque se puede apreciar cómo los niveles evolucionan, el reto es incrementar el ritmo de evolución en los núcleos urbanos, aprovechando el contexto positivo de la economía.

LOS SISTEMAS DE MEDICIÓN SON FUNDAMENTALES PARA IDENTIFICAR, CONOCER Y ANTICIPAR EL ORIGEN DE LAS FUENTES EMISORAS DE CONTAMINACIÓN. MIDE EL PULSO DE TU CIUDAD

Conoce la calidad del aire de tu municipio

Más información:

  • Visor de Calidad del Aire – Ministerio para la Transición Ecológica de España. El visor  permite consultar la información de calidad del aire a nivel nacional de los contaminantes con valores legislados para protección de la salud en el Real Decreto 102/2011: SO2, NO2, PM10, PM2,5, O3, Pb, C6H6, CO, As, Cd, Ni y B(a)P, incluyendo datos en tiempo real y la evolución histórica de la evaluación de la calidad del aire. Los datos del visor proceden de la información enviada al MAPAMA por parte de las diferentes redes nacionales, autonómicas y locales.
  • Plan Nacional de Calidad del AIRE 2017-2019 (Plan Aire II) – Capítulo 2- Diagnóstico de la situación.